El católico ante la figura de Juan Pablo II

Muy al contrario de lo que la mayoría de los católicos aun hoy siguen pensando, o mas bien han sido bajo engaño inducidos a pensar, Juan Pablo II, el gran icono del Concilio Vaticano II con su misa protestantizada,  no solo no fue un buen Papa sino que fue un grandísimo destructor de la Santa Madre Iglesia, del mismo modo que el Concilio Vaticano II y su misa ilegítima fue y sigue siendo el arma mas letal con la que los enemigos de Dios, operando bajo las órdenes de Satanás, han conseguido golpear en toda su historia a la Iglesia Santa de Jesucristo, Señor y Dios nuestro.

El católico de hoy que no tenga la valentía de reconocerlo demuestra que no tiene la valentía para enfrentar la realidad del engaño y de la situación presente de autodestrucción; de querer conocer con profundidad e integridad y con todas las consecuencias la fe que dice profesar, y por tanto de conocer la Verdad; y demuestra, en fin, cual es su disposición para querer estar mas cerca del Sacratísimo Corazón de nuestro Señor Jesús.

Sin embargo, bien parece que ya se está acabando el tiempo de la indefinición, de la indiferencia, del acomodo y del seguir nadando plácidamente en charcas de aguas turbias. Pues el corazón del cristiano debe definirse y decantarse ya, de tal forma que o está con Dios y su Iglesia y contra el Concilio Vaticano II y su misa modernista que tanto desagrada a Dios, o está con el Concilio Vaticano II con su descatolizante misa mientras le da la espalda a Dios y a su Santa Iglesia.

Ambas posturas son opuestas e irreconciliables, como lo son el agua y el aceite. Pretender tal imposible es el empeño del amplio espectro de conservadurismo conciliar, que abarca posiciones desde el oficialismo mas beligerante hasta los que mas se aproximan en apariencia, pero sin llegar a serlo, a la auténtica catolicidad resistente. Siendo este último sector por cierto el que mas confusión puede causar precisamente por la perfección lograda en el camuflaje, al contrario que los posicionamientos abiertamente liberales, progresistas y el conservadurismo medio los cuales están lo suficientemente definidos y alejados en su fondo y en sus formas de la auténtica catolicidad como para considerarlos peligrosos a los ojos de los católicos atentos (no así, sin embargo, del católico común menos informado y fervoroso).

Juan Pablo II sigue siendo el símbolo de todo este conservadurismo conciliar: lo echan de menos, lo citan a menudo tanto a el como a sus obras (y siempre de manera parcial e interesada, naturalmente) y lo siguen teniendo y proponiendo como modelo de restauración. Es el modelo de Iglesia en la que creen, por lo que demuestran que o bien no conocen la verdadera Iglesia, o no la quieren conocer, o lo que es peor la conocen pero la rechazan y la persiguen. Por eso esta venenosa veneración de la figura de Juan Pablo II constituye un error gravísimo y una trampa peligrosísima de la que el católico consciente debe alejarse radicalmente al mismo tiempo que tiene el deber de denunciarla advirtiendo a los demás sobre la misma.

Así pues, si alguno se cree y se siente católico y se siente confundido e indignado por la actualidad eclesial de unos pocos años a esta parte, pero al mismo tiempo se considera un sincero admirador de Juan Pablo II y de su obra, entonces que reflexione y recapacite. Y si es verdad que quiere ser católico con todas las consecuencias entonces tiene la oportunidad de demostrarlo, haciendo la penitencia de reconocer el error en que se vivía  y cargando con la cruz de la realidad y de la verdad, la misma que lleva ya siendo cargada por almas plenamente católicas desde hace ya cinco décadas.

juan-pablo-ii-asis-2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s